jueves, 28 de abril de 2011

Me han invitado a una boda, ¿qué me pongo?

La primera pregunta que hay que hacerse para acertar con el modelo si eres invitada a una boda es ¿cuándo es la boda?. Una boda de día se rige por un protocolo de estilo diferente a una boda de tarde. 
Para las primeras, nunca un vestido largo ni tonos oscuros, mejor tonos pastel pero jamás blanco, que es el color reservado a la novia, no se la debe restar protagonismo. Están prohibidos los tejidos con brillos.
Si la boda es de tarde-noche, puedes jugar con diferentes largos y tonos más oscuros incluso negro.
También tendrás que tener en cuenta la época del año en la que se celebra la boda. 
De día, lleva un tocado, sombrero o pamela, de noche solo está permitido el tocado.
No olvides que una boda es una celebración y que si llevas un gran escote o palabra de honor tendrás que cubrirte en la iglesia.
También debes preguntarte ¿dónde es la boda?. Lo ideal es que el estilismo que escojas esté acorde con el lugar donde se celebra la boda.  Si es en el campo, en la playa o en la cuidad, tenlo en cuenta. Son matices que van a ir dando forma a la elección de tu vestido.
Lo más importante es que te sientas guapa y cómoda con el vestido, si eres una bohemia empedernida, no te disfraces de invitada mega formal y si por el contrario tu estilo es clásico, no busques un modelo que sea lo más trendy de la temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada